Por la grave escasez de unidades de internación en el hospital de Gonnet
domingo, 30 de septiembre de 2012
ImageLos que han de ser operados deben esperar todas las mañanas que “les toque” el turno para las 3 ó 4 camas disponibles cada día

Según diversas denuncias recogidas en los últimos días, tanto las autoridades como el cuerpo de cirujanos del hospital provincial de Gonnet, están enfrentando un serio problema para responder con responsabilidad a los enfermos que deben ser operados en ese establecimiento de La Plata.
Si se tiene en cuenta que son unos 50 los pacientes que aguardan en lista de espera para ser operados, apenas un 10% aproximadamente, son asistidos cada día porque faltan camas para internarlos.
No se trata de que los interesados deben ir a las 4 de la mañana para tener acceso a un número y asegurarse que son asistidos.
Este caso es distinto. Los enfermos por operar van a las 8 y se presentan en el hospital con su carpeta médica. En una primera selección son elegidos unos 10 ó 15 pacientes y  de éstos los expertos deciden quienes exhiben motivos para ser operados de inmediato.
Al llegar el informe diario de cuántas camas han sido desocupadas, los cirujanos responsables deciden los casos que exigen atención inmediata. Esta última lista suele ser muy escasa. Apenas 4 ó 5 enfermos, porque son 4 ó 5 las camas que se desocupan.
Cabe destacar los datos recogidos por el cronista son declaraciones de pacientes y por lo tanto no están confirmados por personal del hospital.
Al tratarse de varias denuncias sin datos de filiación, y ante la imposibilidad de obtener respuestas concretas de médicos consultados, el trascendido debe ser recogido por las autoridades sanitarias del gobierno de Scioli y responder al periodismo cuánto de cierto hay en estas versiones. Naturalmente, la información de la Gobernación debe explicar cómo se soluciona esta situación o admitir que no cuentan con recursos para resolverla.

Un gran número proviene del Gran Buenos Aires

Además de esta cuestión puntual, este medio ha recogidos otras quejas en cuanto a las oportunidades de ser operados que tienen los pacientes de la región, ya que un porcentaje muy pronunciado de estos supuestos 50 enfermos provienen del Gran Buenos Aires.
Es decir, el número de pacientes platenses que debe ser intervenido es nulo la mayor parte de los días en que se presentan en el hospital y, de los que son asistidos, apenas son admitidos 3 ó 4 por semana. Menos de un paciente por día.

Pacientes de pueblos hermanos y sin obras sociales


Por otra parte, los médicos enfrentan otra cuestión que, por sus ingredientes humanitarios, sociales y discriminatorios, es una brasa ardiente que nadie quiere tomar y mucho menos resolver.
Dicen en los pasillos del hospital que el número de pacientes de países limítrofe crece día a día y es una obviedad destacar que los pacientes platenses no sólo deben lidiar con los enfermos del Gran Buenos Aires sino con pacientes que provienen de países hermanos y que no cuentan con obras sociales.
En términos reales, dentro del grupo de medio centenar que deben ser operados en tiempos muy cortos, apenas el 10 ó 20 por ciento viven en La Plata, Berisso, Ensenada y otras localidades vecinas.

Hay que llevar insumos afectados por la importación moreniana

Otro paciente remarcó que si bien todos los insumos y servicios son gratuitos, parte de estos insumos los tiene que llevar el paciente, ya que son de difícil adquisición debido a la traba aduanera que impuso Moreno.

¿Cómo se soluciona este gravísimo problema que tiene implicancias no sólo médicas y asistenciales, sino humanitarias, sociales e incluso vinculadas a los derechos humanos previstas por leyes sobre discriminación?
¿Cómo se hace para que los pacientes de la región platense no tengan que sufrir la postergación de sus operaciones quirúrgicas, teniendo en cuenta que el hospital San Roque, de Gonnet, es un servicio regional y no nacional como los hechos lo prueban?  

td