Tapa marzo de 2017
sábado, 29 de octubre de 2016
Ebriquecimiento ilícito
martes, 31 de mayo de 2016
* TODO ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO Y ROBADO A 40 MILLONES DE HABITANTES PORQUE METIERON LA MANO EN LA LATA DEL ESTADO, QUE SOMOS NOSOTROS, DEBE... Leer más...
Gestionan por chicos que no comen en el Gran La Plata y los prepotean funcionarios de Bruera
jueves, 05 de noviembre de 2015
UNA DELEGACIÓN DE OBRERAS QUE ALIMENTAN A CHICOS EN LOS COMEDORES FUERON A PEDIR QUE LES RESTITUYAN EL DINERO SUSPENDIDO PARA ALIMENTAR A SUS... Leer más...
Arribato Turismo en nueva casa
martes, 11 de agosto de 2015
Arribato viajes, ahora atiende en calle 43 y 7 a una cuadra de Arana y Centenario, Villa Elisa. Karina  Pecci, agradece a sus clientes por los... Leer más...
Ruben Calandria y otra vez la canción de la gente
domingo, 14 de junio de 2015
Una noche de cantores en Villa Elisa De una programación distinta a las conocidas hasta ahora en Villa Elisa, fue presentada una noche de... Leer más...
Cursos
miércoles, 01 de abril de 2015
Este mes comienzan a dictar cursos en Cotillón M. P., de 60 Nº 1859 entre 132 y 133. Mirta Pais ofrece cursos de cocina, cocina infantil,... Leer más...
Una brillante noche de box se vivió en Villa Elisa
miércoles, 31 de diciembre de 2014
    Otro encuentro de la gente del box fue protagonizado en la Escuela Deportiva de Villa Elisa, ubicada en uno de los enormes galpones de... Leer más...
Tapa revista Infu enero 2015
miércoles, 31 de diciembre de 2014
TECHO CONVOCA A 3.000 VOLUNTARIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN MÁS GRANDE EN ARGENTINA
viernes, 08 de agosto de 2014
El 16, 17 y 18 de agosto, vamos a construir 250 viviendas de emergencia junto a familias que viven en situación... Leer más...
TECHO CONVOCA A 3.000 VOLUNTARIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN MÁS GRANDE EN ARGENTINA
viernes, 08 de agosto de 2014
El 16, 17 y 18 de agosto, vamos a construir 250 viviendas de emergencia junto a familias que viven en situación... Leer más...

Publicidad

 

Sindicación RSS

Ingreso al sitio






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Gracias por ingresar al sitio, ahora podrás disfrutar de todos los contenidos de REVISTA INFU

Buscar subastas

Destacamos

Espacio "Jardín del encuentro"
El Espacio Jardín del Encuentro, está pensado para ese grupo de personas que desee reinventarse creativamente. Este espacio le propone explorar las potencialidades individuales ofreciendo lograr, en tres días: tomar conciencia de uno mismo, centrarse en el cuerpo, contactarse con las emociones, con los obstáculos; para liberarlos y experimentar la posibilidad de transformarlos en nuevos proyectos personales.
Actividades Propuestas:

    I.       Técnicas de Respiración y Meditación.
   II.        Técnicas de Flexibilización Corporal.
  III.         Desintoxicación del Cuerpo (alimentación sana y natural)
 IV.         Talleres:
a)   Autoestima y Creatividad con aplicación de técnicas Gestálticas y Programación Neurolinguistica.
b)   Encuentro con el niño interior.
c)   Comprendiendo las emociones: miedo-vergüenza-bronca-ira etc.
d)   Desarrollar y potenciar la energía creativa.
e)   Películas para reflexionar- intercambiar y compartir.
Duración: convivencia de 3 días
Horario de Inicio: jueves a las 9 hs. Finaliza sábado 18hs.


 

Leer más...
 

Buscar clasificados


Busqueda avanzada

Estadísticas

Visitantes: 8949981

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea
Conflicto por la mudanza de un jardín de infantes Imprimir E-Mail
(0 votos)
sábado, 30 de noviembre de 2013

 El 10 de octubre las autoridades de Educación dispusieron la mudanza por un año del Jardín de Infantes 909 de 140 casi 63 a la Escuela 21, de 62 entre 139 y 140, debido a que su actual edificio será demolido y construirán uno nuevo.

 Desde ese día docentes y padres están inmersos en un conflicto. Mientras algunos padres de niños de primaria plantean que ese jardín debió ser trasladado a otro lugar, varios padres de los infantes defienden su derecho a ocupar un sector de la Escuela 21 por cercanía, pero sobre todo por la seguridad de sus hijos.

Image
Karinicolás y Fernández muestran el plano del nuevo jardín
 

 Paula Fernández, Natalia Karanicolás y Delfina León Figueredo -ex alumnas de la Escuela 21- son las tres madres que reimpulsaron desde principios de año el proyecto del nuevo edificio del jardín en 140 y 63, “olvidado” desde hacía siete años. Ellas rechazan la imputación que les hicieron sobre la instalación del jardín en la escuela 21. “Somos responsables de que se vaya a construir el nuevo jardín, pero no de esta situación violenta que nos propusieron desde la escuela”.

 Aunque sus hijos están en la última salita y el próximo año no disfrutarán del nuevo edificio, explican que “no podemos mirar para otro lado. Cuando los techos del jardín en el edificio viejo se venían abajo y había desbordes cloacales, cuando una maestra maltrató física y psicológicamente a nuestros hijos, reaccionamos. Esa maestra tiene una causa judicial y pudimos reflotar un expediente para que se levante el nuevo jardín”, recordaron.

La 21 venida a menos

 Para Karanicolás, “están usando a los chicos del jardín como excusa para plantear refacciones que la escuela 21 necesita desde hace muchísimo tiempo. El edificio está venido muy abajo por desidia de los directivos y de las autoridades de la Dirección de Escuelas y del Consejo Escolar”. Están averiguando cómo declarar al edifico de la 21 patrimonio cultural de La Plata, ya que supera los 120 años, lo que obligaría al Estado a refaccionarlo y mantenerlo en condiciones.  

 Las madres explicaron que la mudanza del jardín 909 a la escuela la decidió el Consejo Escolar. “No había otras opciones ya que muchos padres tienen hijos en la escuela 21. Hubo que hacer varios arreglos, divisiones para separar la primaria del jardín -apuntó Fernández- y trasladar a chicos de la secundaria a la Escuela Media Nº 3, de 62 y 140”.

 Ahora los más pequeños ocupan cinco aulas, mientras que la dirección, la cocina, la secretaría y el gabinete pedagógico están juntos en un reducido espacio de poco más de diez metros cuadrados y les quedó un patio de unos 15 metros cuadrados. “Los docentes no tienen problemas con el poco espacio y los chicos están bien”, apuntó Karanicolás.

 El acondicionamiento de ese sector incluyó la reparación de techos, instalaciones eléctricas, quitar los peligrosos ventiladores de techo y reparar baños. La separación fue hecha con durlock y provisoriamente un panel de madera divide el patio de recreos.

Agresiones y amenazas

 Fernández explicó que “desde que se mudaron ahí, las autoridades de la escuela 21, los maestros y padres de los alumnos están molestos y alegan que el edificio no está apto para recibir 300 chicos”.

 Karanicolás afirmó que “había muchos sectores de la 21 que estaban en mal estado, por ejemplo los baños del primer piso que estaban clausurados y fueron reacondicionados. La directora nunca había informado que estaban clausurados”. Aseguró que “la escuela está en mal estado desde hace muchos años, pero la directora esperó hasta ahora para reclamar. Dice que ahora están hacinados, pero ya estaban hacinados antes, porque tiene una matrícula de 1.200 alumnos y la capacidad es mucho menor”. Fernández por su parte aclaró que “no se agregaron chicos sino que se reemplazaron alumnos de la secundaria por los de jardín”.

 “La directora de la escuela 21, Nilda Mabel Bethouart, tuvo la genial idea de poner a las maestras en contra del jardín y tuvimos que recurrir a la policía porque nos sentimos amenazados por una manifestación de padres y gremialistas de la UOCRA, que nos dijeron que iban a incendiar el jardín, y había miembros de SUTEBA disidente con carteles que decían ‘jardín tomado’, estando los chicos adentro”, recordó Karanicolás. “Esto ocurrió a la semana de la mudanza y esa mañana organizaron la movida convocando a medios gráficos y de televisión”, agregó Fernández.

 Esta madre aseguró que el conflicto con la dirección de la Escuela 21 “se mantiene todos los días, porque al jardín le cortan el agua, se quema la bomba de agua”. Karanicolás agregó que “la directora de la 21 amenaza a la directora del jardín (Lorena Marcotegui) con que se tienen que ir porque va a presentar un recurso de amparo. Le dice que le va  a mandar la inspectora porque está dando clases sin tener agua, pero Lorena tuvo la precaución de juntar agua para los baños y la limpieza y los chicos usan un dispenser para beber”.

 Las madres coincidieron en que “el mejor lugar para los chicos es un establecimiento educativo, porque si estuvieran en un club de barrio (una posibilidad fue el CF Los Hornos) o en una casa no los cubriría ningún seguro de vida”.

Amontonados

 Por su parte, la profesora de química de la Escuela Secundaria Nº 3 y miembro del Consejo Ejecutivo Seccional SUTEBA, Martha Castro, envió un mail a INFU en el que explicó que “a una semana de las elecciones (legislativas de octubre) las autoridades educativas deciden iniciar las obras (del Jardín 909). Pero, ¿dónde ubican a los nenes? Entonces, (determinan) la mágica solución de hacinar chicos, como si fueran objetos apilados en un depósito. Los ubican en la EP 21, pero no caben. ¡La voluntad política del gobierno todo lo puede! Desalojan del primer piso a los alumnos de cinco cursos de 1º año de la Escuela Secundaria Nº3 que continuarán sus cursadas, antipedagógicamente amontonados -se  ha reclamado reiteradamente la ampliación y remodelación de Secundaria Nº 3 sin respuesta hasta la fecha-. Los chicos de la primaria pasan a ocupar, como si fuesen aulas, la secretaría, sala de música, sala de video, más las aulas donde estaba la secundaria. Los alumnos de la Secundaria 3  tuvieron que ubicarse en el laboratorio, microcine, y en el hall de ingreso”.

 “Nadie se explica por qué tan repentino apuro. Por qué no esperaron las vacaciones. Por qué generar tantas situaciones conflictivas entre tres instituciones y entre las comunidades educativas. Terminan “pagando el pato” los alumnos, los auxiliares y los docentes que somos los permanentes acusados de todo lo que “sale mal” en las escuelas. ¿Quién está detrás de estas decisiones que afectan vínculos, aprendizajes, la salud? ¿Qué órdenes tiene la Jefatura Distrital que acepta al ‘pie de la letra’ las sugerencias de una ‘mamá’ acerca del uso de los edificios escolares?”, se preguntó. Y opinó que “las verdaderas soluciones sólo pueden surgir del debate democrático de la Comunidad Educativa”.

Diez días sin clases

 Por su parte, Valentina Pirotzky, maestra de la Escuela 21, envió una detallada crónica de los hechos, que comienza el 11 de octubre, cuando “mediante una nota en el cuaderno de los chicos nos informaban que no habría clases los día 15 y 16 por la mudanza del jardín pero se extendió hasta el lunes 21”.

 “Cuando llegamos el 17 nos informan que siguen suspendidas las clases hasta el lunes 21 porque no terminaron el acondicionamiento y que la ocupación de la escuela durará por lo menos un año”.

 “Entramos para ver -recordó- y no sólo no estaba terminado sino que habían recurrido a soluciones con un alto grado de precariedad y peligrosidad: un vallado de chapas aislaba la zona para el jardín de la zona para la escuela, instalaron baños químicos con el riesgo que su uso implica, no había rampa de acceso al patio, no se habían arreglado las aulas de arriba, que se encuentran en muy mal estado a tal punto que con posterioridad se cayó una de las ventanas por la podredumbre de la madera y las maestras tuvieron que pintar las paredes para tapar las leyendas groseras que habían dejado los chicos del secundario”.

 El martes 22 se hizo una asamblea “donde se pedía que se presenten las autoridades de infraestructura, la inspectora de área y del consejo escolar, convocando nuevamente para el jueves 24 a reunión de padres. Ese jueves comienzan las clases con la presencia de la inspectora de la escuela Silvia Domínguez, quien atiende las inquietudes y reclamos de los padres y elabora un acta con los reclamos, llevándola esa misma mañana a las autoridades”

 Pirotsky aseguró que “en el ínterin una nena se cae de la rampa y los grados que están en planta baja tienen que recurrir al uso de los baños químicos. En ese momento se decide hacer una toma simbólica de la escuela hasta que llegaran las autoridades. Ante la toma, la presencia de los medios y que los padres no estaban dispuestos a irse, aparecen el responsable de infraestructura y el presidente del Consejo Escolar. No se comprometieron más que a ver qué podían hacer y ante los reclamos de seguridad plantearon que ‘no podemos suponer que va a pasar lo peor’. Cerca del mediodía llega la inspectora jefe de la región Fabiana Rueda, mostrándose asombrada por la ‘falta de solidaridad’, diciendo que todo estaba bien y no comprendía el enojo -el día anterior declaró al diario El Día que no había baños químicos en la escuela 21-. Se llegó al acuerdo de no usar los baños químicos y nos comprometieron a designar a tres padres y que la escuela designe tres docentes para asistir a una reunión con el señor Rivet para resolver la situación”.

 “El lunes 28 la reunión fue suspendida hasta nuevo aviso. Los padres se mantienen en reunión permanente en la puerta de la escuela y llaman a radios y canales de televisión que se hacen presentes. Pedimos entrar a la escuela para hacer un relevamiento del estado del edificio y en ese momento se hace presente nuevamente la inspectora Rueda, que se reúne con algunos padres y firma un acta de compromiso en la que detalla mejoras que serán efectivizadas a corto plazo”.

 “El jueves 31 los baños químicos siguen en la escuela, la rampa de madera sigue sin baranda, están por cambiar los inodoros por unos más grandes, ya que se habían puesto unos chiquitos para los nenes del jardín, y se divide el baño con un tabique hecho con un pizarrón. Ese mismo día se taparon las cloacas porque no están preparadas para 300 chicos más, ya que los chicos del secundario no usaban los baños en la escuela”.

“El jueves 7, se llevaron los baños. Lo demás sigue en las mismas condiciones, y lo peor es que la obra del jardín aún no está iniciada” aseguró.


 
< Anterior   Siguiente >
Copyright 2017 Revista INFU ||| La revista más pequeña del país.