Tapa julio de 2017
sábado, 29 de octubre de 2016
  Leer más...
Ebriquecimiento ilícito
martes, 31 de mayo de 2016
* TODO ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO Y ROBADO A 40 MILLONES DE HABITANTES PORQUE METIERON LA MANO EN LA LATA DEL ESTADO, QUE SOMOS NOSOTROS, DEBE... Leer más...
Gestionan por chicos que no comen en el Gran La Plata y los prepotean funcionarios de Bruera
jueves, 05 de noviembre de 2015
UNA DELEGACIÓN DE OBRERAS QUE ALIMENTAN A CHICOS EN LOS COMEDORES FUERON A PEDIR QUE LES RESTITUYAN EL DINERO SUSPENDIDO PARA ALIMENTAR A SUS... Leer más...
Arribato Turismo en nueva casa
martes, 11 de agosto de 2015
Arribato viajes, ahora atiende en calle 43 y 7 a una cuadra de Arana y Centenario, Villa Elisa. Karina  Pecci, agradece a sus clientes por los... Leer más...
Ruben Calandria y otra vez la canción de la gente
domingo, 14 de junio de 2015
Una noche de cantores en Villa Elisa De una programación distinta a las conocidas hasta ahora en Villa Elisa, fue presentada una noche de... Leer más...
Cursos
miércoles, 01 de abril de 2015
Este mes comienzan a dictar cursos en Cotillón M. P., de 60 Nº 1859 entre 132 y 133. Mirta Pais ofrece cursos de cocina, cocina infantil,... Leer más...
Una brillante noche de box se vivió en Villa Elisa
miércoles, 31 de diciembre de 2014
    Otro encuentro de la gente del box fue protagonizado en la Escuela Deportiva de Villa Elisa, ubicada en uno de los enormes galpones de... Leer más...
Tapa revista Infu enero 2015
miércoles, 31 de diciembre de 2014
TECHO CONVOCA A 3.000 VOLUNTARIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN MÁS GRANDE EN ARGENTINA
viernes, 08 de agosto de 2014
El 16, 17 y 18 de agosto, vamos a construir 250 viviendas de emergencia junto a familias que viven en situación... Leer más...
TECHO CONVOCA A 3.000 VOLUNTARIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN MÁS GRANDE EN ARGENTINA
viernes, 08 de agosto de 2014
El 16, 17 y 18 de agosto, vamos a construir 250 viviendas de emergencia junto a familias que viven en situación... Leer más...

Publicidad

 

Sindicación RSS

Ingreso al sitio






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Gracias por ingresar al sitio, ahora podrás disfrutar de todos los contenidos de REVISTA INFU

Buscar subastas

Buscar clasificados


Busqueda avanzada

Estadísticas

Visitantes: 10842662

¿Quién está en línea?

Hay 2 invitados en línea
Mientras capitales extranjeros estáticos ocupan grandes extensiones de tierra argentina Imprimir E-Mail
(1 voto/s)
sábado, 08 de junio de 2013
A los indígenas de este país la Presidenta les niega una entrevista para denunciar a gobernadores que dejan “la calle liberada”

por Teódulo Domínguez

La Presidenta debe recibir a los indígenas que han venido del Norte y se hallan en Buenos Aires para gestionar, como todo ciudadano argentino, una entrevista que les permita ejercer el derecho constitucional a peticionar.
Hay un millón de razones para que estos representantes de los pueblos originarios de esta tierra, sean recibidos por la jefa del gobierno nacional.
Explicar estas razones es un insulto a la historia de este país, a los docentes y a los turistas que recogen en múltiples ocasiones las partículas probatorias del fascismo aplicado a los que, alguna vez, fueron los auténticos propietarios de esta tierra.
Una razón muy simple es que sus ancestros eran los dueños de esta tierra y los blancos europeos no sólo les robaron todo, hasta el orgullo, sino que los exterminaron imitando a Josué, sino que los persiguieron y no cesan de perseguirlos en 2013 con el evidente afán de hacerlos desaparecer y concretar el sueño sudamericano de la “tierra prometida”.

Otra razón, citada al pasar, es que los años han pasado y es ridículo pensar que los indígenas representan un riesgo que ponga en peligro el actual status de tierra conquistada,  con el derecho que dan las armas.
Otra razón, es que no se puede agasajar a los capitales de inversión, dándoles todo tipo de facilidades para explotar nuestras minas, usar nuestros ferrocarriles, permitirles que envenenen nuestras aguas y, al mismo tiempo, tratar a nuestros indígenas como si fueran las fieras que ponen en riesgos nuestra supuesta soberanía.
El enemigo, si lo hay, viene de afuera, no de adentro. En consecuencia, responder hacia afuera, no hacia adentro.
Cuando se habla de los indígenas se habla de argentinos. Es cierto que sus jefes, se resisten a reconocer, inclusive, la bandera argentina, pero sus hijos han nacido argentinos y morirán argentinos.
¿Qué es eso de ofrecerles el DNI a los extranjeros de países hermanos, la mayor parte de ellos indígenas, y negarles el mismo derecho a nuestros indígenas?
¿Qué significado tiene invitar a los indígenas extranjeros para que se conviertan en ciudadanos argentinos y ejerzan el derecho a votar y, al mismo tiempo, la Presidenta se niega a recibir en su despacho a nuestros indígenas?
¿Por qué los indígenas extranjeros pueden ejercer el comercio, la industria, comprar quintas y explotar sus cosechas, y la Presidenta considera a nuestros indígenas como despreciables habitantes de otras tierras a los cuales ni siquiera se les devuelve las tierras robadas a sus abuelos?

Mientras,  el gobierno pugna por recuperar las Malvinas y trata a los kelpers como enemigos, en lugar de crear las condiciones para que se entremezclen con nosotros y, con el tiempo, dejar que se creen las condiciones naturales donde no sólo sus hijos nazcan en tierra argentina,  sino en las Malvinas de padres argentinos. Con el tiempo, mientras los jefes de Estado manotean a la distancia clarinadas reivindicativas, las Malvinas serán argentinas sin que muchos lo hayan advertido. Sin disparar un tiro y sin que nadie muera en luchas estúpidas de militares borrachos y trasnochados.

La Presidenta no alcanza a entender que nuestros indígenas no son kelpers, sino que son tan argentinos como ella y su gabinete de gobierno. Si en la práctica son tratados como kelpers se debe a la miopía geopolítica del Gobierno.
Además, el Gobierno comete una flagrante y grave falta de respeto al criollismo, esa raza no oficializada que han formados las parejas de extranjeros con indígenas, no sólo en los breves ejemplos del “Martín Fierro”, sino en el devenir de los últimos 200 años con todas las etnias que nos han caído de Norte y el Oeste de esta América india.
De esto hablan poco, pero hablan y por ellos se sabe, que las precarias fronteras entre los blancos que surgieron de la Revolución de Mayo y los indígenas de la pampa aún no conquistada, eran la línea obligada que debían cruzar aquellos pobres gauchos como Fierro y Cruz, al huir de los poderes del juez corrupto, el comisario corrupto  y el jefe militar corrupto, todos argentinos e hijos de extranjeros.

Los indígenas fueron robados varias veces y siguen siendo robados. Sus territorios no sólo pasaron a manos de europeos de la primera hora, sino de hijos de europeos a caballo y egresados de la escuela militar argentina.
En la ola reciente, mucha de la tierra de estos indígenas pasaron a manos de estancieros extranjeros que han comprado tierras a precio vil y constituyen un estado dentro del Estado, sino que le niegan a los argentinos el uso de lagos y pasos que se burlan del derecho constitucional a transitar libremente dentro de nuestro país.
Esta es la realidad que se vive en la Argentina, cuando en Buenos Aires se halla una delegación de nuestros indígenas, todos argentinos, que aguardan a que la Presidenta les conceda el derecho a ser escuchados para detener, pacíficamente, el “orden cerrado” a que están sometidos por los mismos gobernadores de provincias.

De una vez por todas, algún gobierno, éste o el que venga, tienen que dar solución definitiva a esta aberrante injusticia argentina de no tratar a fondo la realidad indígena y dar una solución que termine este drama vergonzante que se está viviendo hoy día, donde extranjeros y capangas argentinos se apoderan de tierra ajena, matan, discriminan, acosan y expulsan a familias indígenas, mientras el gobierno provincial y nacional ignora que, negarle una audiencia a los indígenas, es actuar como el peor de los gobiernos de ocupación que, eventualmente, pueda someter a este país.

 
 
< Anterior   Siguiente >
Copyright 2018 Revista INFU ||| La revista más pequeña del país.